Ir al contenido principal

Hora de actuar.

Se miró en el espejo: un delicado moño pasaba desapercibido en su nuca, sus ojos claros resaltaban envueltos en unos párpados maquillados excesivamente de negro, proporcionándole una mirada poderosa y penetrante. Se levantó de la silla para contemplar su tutú níveo, que oprimía su cuerpo para realzar su delicada figura.
-¿Estás nerviosa? -le preguntó una de las bailarinas.
Ella negó con la cabeza, aunque su corazón palpitaba con fuerza. Llevaba demasiados meses preparándose para una actuación de semejante calibre y no iba a permitir que sus emociones desbocadas la traicionasen y echaran todo su esfuerzo por la borda.
Unos minutos antes de salir a escena, se colocó las puntas a juego con su tutú. El regidor daba las últimas instrucciones mientras las bailarinas corrían histéricas.
El presentador anunció el nombre de la bailarina: era hora de actuar. Inspiró profundamente, aguantando el aire en sus pulmones. Salió al escenario caminando con elegancia, estirando el empeine al máximo. Sonó la música y, de inmediato, una energía mágica salió de su cuerpo, haciendo gráciles sus movimientos que tantos años le había costado aprender y perfeccionar.
Miró fijamente al público, que la observaba con admiración. Percibía cientos de ojos abiertos de par en par, fijos en ella, contemplando las maravillas que estaba realizando.
Cuando la música finalizó, el escenario se llenó de miles aplausos, vítores y silbidos.
La bailarina hizo una elegante reverencia, agradeciendo el calor de los espectadores, mientras sonreía satisfecha por todo lo que había conseguido.

Comentarios

  1. Una entrada preciosa ^^
    Realmente hace sentir bien el reconocimiento del trabajo bien hecho tras una actuación de baile o similar (lo digo por propia experiencia), aunque los nervios antes de salir a escena son completamente normales.

    Un beso, seguiré pasándome por aquí!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias. :) Me alegra haber podido transmitir las sensaciones del momento.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a unos profesores muy poco profesionales, (suceso real).

Hola, lectores. Hoy no os traigo ningún relato (lo siento), sino una carta que tuve que escribirles hace unos días a los cinco miembros del tribunal que me evaluaron el proyecto final de mi Ciclo Formativo el día 31 de mayo del 2017. He decidido hacerlo público a modo de denuncia por el trato tan humillante que recibí por parte de dos docentes de dicho tribunal, pues me enviaron correos del todo inapropiados que adjuntaré en esta entrada. He de aclarar que les he cambiado los nombres para preservar sus identidades, por lo que todo son seudónimos. Espero que esta carta sirva para concienciar tanto a alumnos como a profesores (si es que hay algún docente que me lee). En fin, aquí la tenéis:

A la atención de los miembros del tribunal: Siento haber tardado tanto en daros una explicación formal del comportamiento que tuve el día 31 al conocer mi nota, pero creo que lo mejor era dejar pasar un tiempo dada la situación que mis malos modales crearon. Mi respuesta va a ser muy larga, aun así me gu…

Crítica de «La Bella y la Bestia», 2017.

Esta entrada no estaba prevista, de hecho, decidí hacerla nada más salir del cine, el día 18 de marzo. Imaginaos si mi crítica era destructiva que decidí esperarme a ver la película en versión original subtitulada (la vi doblada, sí. Un grave error, pero fui acompañada y no pude elegir) para no publicar nada en caliente de lo que más tarde pudiera arrepentirme. Hice bien. Os advierto que, ahora que la he visto doblada y en v.o.s., la crítica va a contener mi más sincera opinión y que por lo tanto, hay spoilers de la película. Si no la habéis visto todavía y no queréis que os chafe nada, será mejor que no sigáis leyendo. Quien avisa no es traidor. (Que se lo digan a Petyr Baelish). Empecemos por el principio: La Bella y la Bestia —la película de animación de 1991— significa mucho para mí. Muchísimo. No es una película Disney de animación como las demás, sino que consiguió apartarse de sus predecesoras y marcar el inicio de un nuevo camino. Además, hay otros motivos personales que la convie…

Reseña «Talbot. Mi segunda vida».

Título: Talbot. Mi segunda vida. Autora: Esther G. Recuero. Editorial: Autopublicación. Género: sobrenatural, juvenil. Número de páginas: 290. Encuadernación: tapa blanda. Precio: 12’84€.
Sinopsis: El mundo de James se pondrá patas arriba tras tener que renunciar a su vida circense y adaptarse a una tranquila existencia en el pequeño pueblo de Thorndike. Mientras que el resto de su peculiar familia parece sobrellevar bien el camino, James se resiste a dejar de lado lo que es. La función llegó a su fin y con ella los años de ser una estrella bajo la carpa, de ir por ciudades y pueblos, rodeado de los suyos. Ahora intentará pasar desapercibido siendo un chico normal y corriente; aunque eso parece ser más complicado de lo que esperaba. Y es que nadie dijo que ser un hombre lobo adolescente sería fácil.
Opinión personal: Antes que nada debo decir que conozco a Esther desde hace muchos años, pero aun así voy a intentar ser lo más objetiva posible. Aclarado esto, prosigo: La historia gira en torno a Jam…