Ir al contenido principal

Humo blanco.

Un golpe seco la despertó de su apacible sueño, provocando que se incorporase sobresaltada. Alargó la mano con torpeza hasta la mesita de noche para poder alcanzar las cerillas y prender una rápidamente. Un destello de luz anaranjada iluminó la habitación, haciendo retroceder la oscuridad. Aproximó el fósforo a la mecha de la vela, que ardió instantáneamente, alumbrando todavía más el cuarto. Se levantó de la cama y caminó hacia el vano de la puerta, indecisa. Estaba segura de que el ruido había sido real y estaba dispuesta a averiguar qué lo había ocasionado. Salió de la habitación dejándola a merced de las tinieblas para recorrer en silencio el estrecho pasillo que conectaba su cuarto con la cocina. Cogió un vaso y se sirvió un poco de agua de una jarra, pero antes de que el cristal acariciase sus labios, un nuevo golpe resonó proveniente del comedor. Dejó el recipiente intacto sobre la mesa para posteriormente dirigirse a la sala donde se había producido el ruido. El frío del suelo se calaba en sus pies descalzos, reptando por sus piernas hasta anidar en el estómago, produciéndole una desagradable sensación conforme se acercaba a la estancia. El comedor estaba sumido en la penumbra, rodeado de una atmósfera pesada, asfixiante. La joven depositó el cirio sobre la mesa circular situada en el centro de la habitación, se sentó en la vieja silla de madera y ocultó su rostro entre las manos. Tal vez los ruidos provenían del exterior, o tal vez se los había imaginado, producidos por el cansancio. A lo mejor estaba dormida. Sí, eso debía de ser: estaba dentro de su propio sueño, concluyó al destaparse los ojos y contemplar como un humo blanco se arremolinaba en la silla de enfrente. Su corazón se aceleró y se paró en seco cuando la nube blanca se convirtió en un hombre translúcido, que la miraba fijamente desde el otro lado de la mesa. La joven se levantó con rapidez, provocando que la silla cayese de espaldas al suelo, produciendo un estruendo. Agarró la vela de encima de la mesa y retrocedió varios pasos, alejándose del espectro, hasta que se topó con la pared, cortándole el paso. El fantasma de su prometido atravesó tanto la mesa circular como la silla que había tumbada en el suelo, hasta posicionarse justo enfrente de ella. La muchacha sostenía el cirio con unas manos temblorosas, mientras contemplaba como su sueño se había convertido en una pesadilla. El espíritu desvió su mirada hacia la llama, que derretía la cera con parsimonia. Se inclinó sobre ella y sopló, provocando que las tinieblas engulleran el comedor. La joven aguantó la respiración, rígida, con la espalda pegada a la pared y sin poder ver nada. Algo gélido le rozó los labios, haciendo que se le erizase el vello mientras un escalofrío recorría su columna vertebral. Entonces comprendió que no se trataba de ningún sueño, ni de algo producido por el cansancio, ni de una alucinación. Los ruidos habían sido reales, tanto como los latidos desbocados de su corazón.

Comentarios

  1. Wow. Me ha encantado. El fantasma de su prometido vuelve de entre los muertos para estar con ella. Me ha gustado mucho como lo has descrito y redactado todo. ¡Un beso! :)

    ResponderEliminar
  2. Es inevitable... Me recuerda de algún modo lejano a Ghost! Me gusta la forma en la que uno se sobrecoge cuando le apaga la llama de la vela xD Consigues un poquito de espectación que a través de las palabras cuesta más conseguir que en lo visual :)

    Soy Kate de MiniMundos... No me deja comentar bien :S

    ResponderEliminar
  3. Vaya a mi también me recuerda algo a Ghost ! Jajaja, pero el tuyo es mucho más perfecto, me has hecho sentir un par de escalofríos recorriéndome mientras te leía.. *_______*

    Momobesos.

    ResponderEliminar
  4. Te agradeceria que pusieras una letra mas grande, así no se entiende bien.

    ResponderEliminar
  5. Yo creo que más bien que despertar de las alucinaciones, debía haberse ocupado de despertar su corazón (qué relato tan místico y qué gusto da leerlo)

    (Te ficho para mis lecturas, pequeña)

    ResponderEliminar
  6. me ha encantado de verdad :)
    ahora mismo te sigo ;)
    http://landofshadowsblog.blogspot.com/

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Crítica de «La Bella y la Bestia», 2017.

Esta entrada no estaba prevista, de hecho, decidí hacerla nada más salir del cine, el día 18 de marzo. Imaginaos si mi crítica era destructiva que decidí esperarme a ver la película en versión original subtitulada (la vi doblada, sí. Un grave error, pero fui acompañada y no pude elegir) para no publicar nada en caliente de lo que más tarde pudiera arrepentirme. Hice bien. Os advierto que, ahora que la he visto doblada y en v.o.s., la crítica va a contener mi más sincera opinión y que por lo tanto, hay spoilers de la película. Si no la habéis visto todavía y no queréis que os chafe nada, será mejor que no sigáis leyendo. Quien avisa no es traidor. (Que se lo digan a Petyr Baelish). Empecemos por el principio: La Bella y la Bestia —la película de animación de 1991— significa mucho para mí. Muchísimo. No es una película Disney de animación como las demás, sino que consiguió apartarse de sus predecesoras y marcar el inicio de un nuevo camino. Además, hay otros motivos personales que la convie…

Campo de amapolas

—Uno… dos… tres… —tenía el rostro escondido entre sus brazos, contra el tronco del inmenso castaño que se alzaba en mitad del herbazal— cuatro… cinco… seis… —notaba las briznas de hierba colándose entre los dedos de sus pies, frescas a pesar del calor del estío— siete… ocho… nueve… —esbozó una tímida sonrisa, sin despegar los párpados— ¡Y diez! Abrió los ojos y se dio la vuelta rápidamente: frente a ella se extendía un campo interminable de amapolas, sin ningún otro árbol a la vista. Frunció el ceño al no encontrar ninguna flor aplastada que delatase su rastro. Arrugó la nariz e inclinó la cabeza hacia atrás para ver si se había escondido entre las ramas del árbol, pero no tuvo éxito. Inspiró hondo, todavía con la leve sonrisa dibujada en los labios. Sabía que la observaba desde algún lugar de la pradera, aunque no pudiese verle. Se había escondido muy bien, pero eso sólo hacía el juego más estimulante. —Os pienso encontrar, ya lo veréis —prometió entre dientes antes de salir de la somb…

Premio «Best Blog».

Hola, lectores. Hoy os traigo una nueva entrada especial, y es que Mi mundo de papel me ha nominado al «Best Blog». Muchas gracias, por cierto. ♥
Las reglas son las siguientes: Seguir al blog que te nominó y cuando lo sigas dejar un comentario para que te siga de vuelta.Contar once cosas sobre ti.Responder a las preguntas que preparó la persona que te nominó.Hacer once preguntas nuevas para que respondan las personas que nomines.Nominar a once blogs con menos de doscientos seguidores y cuando lo hagas dejar un comentario en sus blogs para avisarles.
Aquí tenéis las once cosas sobre mí: 1. Me encanta leer y también dibujar, aunque con lo que verdaderamente disfruto es con la escritura. 2. Me gustan mucho los animales y adoro a los mamíferos. 3. Antepongo la vida de un perro o de un gato a la de un humano. 4. Soy muy golosa. 5. Soy muy pesimista. La palabra que siempre tengo en la boca es «No».
6. Cuando me deprimo puedo dormir muchas horas seguidas. Mi récord está en diecinueve. 7. Soy muy fiel y…