Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de octubre, 2013

Putrefacción era su nombre.

Hacía tiempo que había muerto. Era extraño, porque sus órganos seguían funcionando incluso después de tomar la decisión de abandonar el mundo. Se sentía frustrada. Una parte de ella había empezado a descomponerse por voluntad propia y, sin embargo, la otra se empeñaba en mantener su organismo activo. Era realmente agotador estar muerta en vida. Quería ponerle fin, pero sentía que todavía no había llegado el momento oportuno. Esperaba algo, pero no sabía qué. A veces creía que sucedería algún acontecimiento en un futuro cercano lo suficientemente importante como para volver a poner en funcionamiento sus conexiones sinápticas. Pero el tiempo pasaba. Y, aunque la realidad seguía siendo la misma, su mundo interior se desmoronaba. Alguien había apretado el botón de detonación. Alguien había decidido que su refugio no era lo suficientemente bueno para aislarla del resto y ese alguien había sido ella. Estaba furiosa consigo misma porque no era capaz de ser valiente. ¿Quieres la muerte def…