Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

La hija del rey.

El caballero anónimo alzó la lanza cuando derribó a ser Willyn del corcel, mientras los vítores resonaban por el campo en una sinfonía irregular. Myranta tenía los ojos glaucos llenos de luz, sin salir de su asombro. Había oído tantas historias sobre ese caballero misterioso que ya era una leyenda en su corazón. No obstante, todas las habladurías habían resultado ser ciertas, pues no existía nadie capaz de derrotar a ser Willyn, el mejor caballero del reino. La joven permaneció en su sitio unos minutos más después de que su honorable vendedor abandonara el campo en dirección a su tienda. Nadie sabía su identidad, ni siquiera su propio escudero. Inspiró hondo antes de ponerse en pie y marcharse disimuladamente de allí con una excusa muy pobre. Tenía que hablar con él, hacerle partícipe de sus sentimientos, así que le siguió desde cierta distancia. Cuando le vio atravesar la lona de su tienda, aguardó. Los soldados de su padre pululaban por doquier, más todos parecían demasiado ocupados…