Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de enero, 2018

«Loving Vincent», una obra maestra de principio a fin.

Película: Loving Vincent. Dirección: Dorota Kobiela y Hugh Welchman. Producción: Hugh Welchman, Ivan Mactaggart y Sean Bobbitt. Guión: Dorota Kobiela, Hugh Welchman y Jacek Dehnel. Música: Clint Mansell. Fotografía: Tristan Oliver. Montaje: Dorota Kobiela y Justyna Wierszynska. Protagonistas: Robert Gulaczyk, Douglas Booth, Jerome Flynn, Saoirse Ronan, Helen McCrory, Chris O’Dowd, John Sessions, Eleanor Tomlinson y Aidan Turner. Fecha de estreno: 12 de enero de 2018.
Hace un par de años —si no recuerdo mal— vi en Facebook un vídeo en el que explicaban brevemente un proyecto artístico nunca visto hasta la fecha: la primera película de animación pintada al óleo en su totalidad, realizada por más de 100 pintores. Una película que le haría un homenaje a Vincent Van Gogh, uno de los artistas más famosos del mundo, cuyo estilo es reconocible por todos. Sobra decir que cuando vi el vídeo me quedé atónita ante semejante proyecto y desde entonces he estado esperando para ver la película. Van Gogh es un…

Reseña de «El paseo de los sueños».

Título: El paseo de los sueños. Autor e ilustradora: Zidrou y Mai Egurza. Editorial: Norma Editorial. Género: novela gráfica. Número de páginas: 208. Encuadernación: cartoné. Gama cromática: policromía. Precio: 17€.
Sinopsis: Napoleón Cavallo se despierta cada día, vestido con su ridículo pijama, en la cama de Linh Yu, una joven de origen asiático a quien no conoce de nada. Él no sabe cómo ha llegado hasta allí y ella no entiende cómo este intruso ha podido entrar en su habitación cerrada. Lo que comienza siendo un misterioso caso de intercambio de habitaciones, termina convirtiéndose en un verdadero caso de epidemia: centenares de sombras que deambulan de noche por los tejados de la ciudad. La joven dibujante Mai Egurza junta sus lápices con el aclamado guionista belga Zidrou (La piel del oso, El Folies Bergère) para regalarnos esta onírica historia de amor, una fábula filosófica contada con la delicadeza de unas sábanas de seda.
Opinión personal: Tenía muchas ganas de leer esta novela gráfic…

Reseña de «Hierro y seda».

Título: Hierro y seda. Autora: Violeta Otín. Editorial: Escarlata Ediciones. Género: romántica, histórica. Número de páginas: 327. Encuadernación: tapa blanda con solapas. Precio: 16’90€.
Sinopsis: Todas las lujosas sedas, jade, oro y demás riquezas que atesora el palacio de Weiyang no compensan la humillación que sienten las concubinas que no gozan del favor del emperador. Para Lirio, cada día transcurre con el mismo tedio que el anterior, y parece resignada a que su belleza termine por marchitarse algún día sin haber cumplido con su deber. Por ello, cuando el emperador la llama a su presencia, siente que el anhelado momento ha llegado. Sin embargo, los planes del emperador son muy distintos: Lirio va a ser entregada al nuevo rey de los bárbaros, en un intento desesperado por sellar la paz. Desde el corazón de las estepas de Asia Central, Jizhu Laoshang ansía demostrar a todo su pueblo que posee la astucia, la fuerza y el extraordinario valor de su padre, el gran Maodun. Renovar los lazos d…

El señor Lagarto: tercera parte.

Aún era pronto para que mi timidez me permitiese hacer amigos, al fin y al cabo, seguía siendo el primer trimestre. Lo único que había hecho era intercambiar alguna que otra frase sin importancia con las compañeras que se sentaban junto a mí, nada más. Y él era consciente de eso, ahora lo sé muy bien. En esa clase nos repartió dos textos que aún guardo, aunque no sabría decir si nos los hizo leer en voz alta o no. Fuera como fuese, los leímos y realizamos individualmente en clase los ejercicios que propuso al respecto. Cuando terminó de cronometrar el tiempo del que disponíamos, el señor Lagarto decidió hacer una serie de preguntas relacionadas con los escritos y las actividades. Eligió a un alumno de cada fila —o más bien permitió que un estudiante de cada sección saliese voluntario— para que respondiera una cuestión diferente cada vez. Cuando vi ese método tan poco frecuente de interactuar con los alumnos pronto temí lo peor. Las pulsaciones se me aceleraron y deseé con todas mis fuerz…