Ir al contenido principal

Niña-cierva.

Niña-cierva era como un lago; tranquila y profunda. Albergaba oscuridad en su interior, frío y sed. Era un paraje moribundo, casi yermo. La noche más larga. El helor de la muerte.
Niña-cierva era frágil y quebradiza, como la rama reseca de un matorral. Cualquier incauto podía fracturarla si no se andaba con ojo, por eso Hombre-león se esmeraba tanto en alejarla del mundo.
Niña-cierva tenía alas, pero no sabía volar. ¿Cómo iba a saber si apenas había aprendido a caminar? Hombre-león siempre la ayudaba con el hocico cuando sus débiles patas la hacían caer al suelo. La levantaba con paciencia y se aseguraba de que ninguna pérfida sabandija interrumpiese su aprendizaje, espantando a los entrometidos con su mal genio. De ese modo, Niña-cierva estaba cuidada a todas horas, en un mar de algodones que la alejaban de la oscuridad.
Niña-cierva se sentía a salvo cuando Hombre-león la vigilaba y disfrutaba enormemente de esa relación paternofilial que mantenía con él, pues veía verdadera dedicación en sus ojos glaciales. Una dedicación que no había visto en ninguna otra persona-bestia.
Hombre-león siempre estaba ahí para cubrirla de atenciones, para lamer sus heridas y para vendárselas. A veces Niña-cierva le sacaba de quicio cuando no cumplía sus órdenes, pero Hombre-león debía aprender que no era suya para gobernarla, sino que —a pesar de su juventud e inocencia—, tenía capacidad suficiente para decidir por ella misma y actuar según su propio criterio. Hombre-león se frustraba mucho cuando esto sucedía; cuando se le escurría entre los dedos como si recogiera el agua de un pozal con las manos. Y pese a su mal genio, niña-cierva no huía de él, al contrario: sabía cómo aliviar todas esas inseguridades que le hacían sentirse débil.
Tal vez ésa fuese su mejor virtud; poder dulcificar el carácter de Hombre-león hasta volverle inofensivo.
Una capacidad que sólo tenía ella.


La ilustración me pertenece. NO la uses sin mi permiso. The illustration is mine. DON'T use it without muy permission.


Comentarios

  1. No me había dado cuenta de que no había comentado este relatito, aunque sí lo hubiese leído.

    Es un relato tuyo de esos que llamo "raros"; tienes algunos más que son así. Pero no raro en un sentido malo, sino en un sentido mágico, impreciso, misterioso. Solamente con los nombres de los personajes das un aura de incertidumbre a la historia -al relato- que le viene de perlas. Y ya sabes de sobra lo que pienso de tu estilo. Tan sencillo y tan rico de sensaciones... me encanta.

    Por último, una cosita: me ha recordado ciertamente a la relación de dos personajes tuyos, C. y lord T. ¿Es casualidad o es que ya los veo por todas partes? xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De vez en cuando me gusta escribir relatos de este estilo; raros. xD (Has hecho bien en elegir esa palabra, porque yo tampoco sabría definirlos de otra forma).

      Me alegra que te haya gustado. ^^

      Es posible que tenga algo que ver con los personajes que mencionas, sí. ;)

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Carta a unos profesores muy poco profesionales, (suceso real).

Hola, lectores. Hoy no os traigo ningún relato (lo siento), sino una carta que tuve que escribirles hace unos días a los cinco miembros del tribunal que me evaluaron el proyecto final de mi Ciclo Formativo el día 31 de mayo del 2017. He decidido hacerlo público a modo de denuncia por el trato tan humillante que recibí por parte de dos docentes de dicho tribunal, pues me enviaron correos del todo inapropiados que adjuntaré en esta entrada. He de aclarar que les he cambiado los nombres para preservar sus identidades, por lo que todo son seudónimos. Espero que esta carta sirva para concienciar tanto a alumnos como a profesores (si es que hay algún docente que me lee). En fin, aquí la tenéis:

A la atención de los miembros del tribunal: Siento haber tardado tanto en daros una explicación formal del comportamiento que tuve el día 31 al conocer mi nota, pero creo que lo mejor era dejar pasar un tiempo dada la situación que mis malos modales crearon. Mi respuesta va a ser muy larga, aun así me gu…

Crítica de «La Bella y la Bestia», 2017.

Esta entrada no estaba prevista, de hecho, decidí hacerla nada más salir del cine, el día 18 de marzo. Imaginaos si mi crítica era destructiva que decidí esperarme a ver la película en versión original subtitulada (la vi doblada, sí. Un grave error, pero fui acompañada y no pude elegir) para no publicar nada en caliente de lo que más tarde pudiera arrepentirme. Hice bien. Os advierto que, ahora que la he visto doblada y en v.o.s., la crítica va a contener mi más sincera opinión y que por lo tanto, hay spoilers de la película. Si no la habéis visto todavía y no queréis que os chafe nada, será mejor que no sigáis leyendo. Quien avisa no es traidor. (Que se lo digan a Petyr Baelish). Empecemos por el principio: La Bella y la Bestia —la película de animación de 1991— significa mucho para mí. Muchísimo. No es una película Disney de animación como las demás, sino que consiguió apartarse de sus predecesoras y marcar el inicio de un nuevo camino. Además, hay otros motivos personales que la convie…

Reseña de «Talbot. Mi segunda vida».

Título: Talbot. Mi segunda vida. Autora: Esther G. Recuero. Editorial: Autopublicación. Género: sobrenatural, juvenil. Número de páginas: 290. Encuadernación: tapa blanda. Precio: 12’84€.
Sinopsis: El mundo de James se pondrá patas arriba tras tener que renunciar a su vida circense y adaptarse a una tranquila existencia en el pequeño pueblo de Thorndike. Mientras que el resto de su peculiar familia parece sobrellevar bien el camino, James se resiste a dejar de lado lo que es. La función llegó a su fin y con ella los años de ser una estrella bajo la carpa, de ir por ciudades y pueblos, rodeado de los suyos. Ahora intentará pasar desapercibido siendo un chico normal y corriente; aunque eso parece ser más complicado de lo que esperaba. Y es que nadie dijo que ser un hombre lobo adolescente sería fácil.
Opinión personal: Antes que nada debo decir que conozco a Esther desde hace muchos años, pero aun así voy a intentar ser lo más objetiva posible. Aclarado esto, prosigo: La historia gira en torno a Jam…